CONTACTA CON MAREA VERDE GRANADA (granadamareaverde@gmail.com)

CONTACTA CON MAREA VERDE GRANADA: granadamareaverde@gmail.com
Si quieres ser adherid@ a la lista de correo, si tienes alguna sugerencia o quieres publicar un artículo...
Si puedes llevar información a tu centro, indícanos su nombre y añade "Difusión" al asunto.

¡Estamos en facebook y twitter!

PARA PEDIR TU CAMISETA O SUDADERA:
camisetasmareaverde@hotmail.es

lunes, 6 de marzo de 2017

Huelga 9M - Manifestación y Asamblea

El Jueves 9 de Marzo. Acude y participa en la HUELGA EDUCATIVA.
  • 11:30 Manifestación Plaza Einstein -> Delegación de Educación
  • 13:45 Asamblea en antigua Facultad de Medicina

jueves, 23 de febrero de 2017

9 de Marzo. Huelga Educativa por la Pública.

MANIFIESTO HUELGA 9 MARZO DE MAREA VERDE ANDALUCÍA.

Son tiempos de reivindicación. Después de la efectiva tarea de shock realizada sobre la escuela pública desde el 2000 hasta hoy, con la que se ha intentado el desmantelamiento de los derechos sociales por parte de la clase política y la oligarquía que rigen la enseñanza en nuestro país, no nos queda otra que recordar cómo se consiguen y recuperan los derechos perdidos: luchando. Es necesaria la protesta, la unión y el volver a saludarnos en la reivindicación solidaria. Que no te desanimen porque eso pretenden. Seguimos.

Nos quieren enfrentar a la enseñanza privada, pero esto no va de "frentes", sino de garantizar un derecho, el de la Educación Pública de calidad, y de cumplir una obligación, la que tienen los poderes públicos de sostenerla y mantenerla con los fondos necesarios que permitan su óptimo funcionamiento.

Las políticas de privatización pretenden el acoso y derribo de los servicios públicos, con cuyos restos tratan de hacer negocio e imponer en la educación la lógica del neoliberalismo económico, justificándose en el informe PISA, en una retorcida interpretación del derecho de las familias a la elección de centros y en odiosas comparaciones y argumentos más propios de la Economía de Empresa que de la Pedagogía. Los fines de la Educación nada tienen que ver con los intereses empresariales. El derecho a una educación pública de calidad no se negocia, se respeta y se defiende.

La llegada de las políticas de austeridad ha provocado en todo el Estado la aplicación de recortes a la enseñanza pública, desde la Educación Infantil hasta la Universidad. Hemos asistido al descuido y deterioro de los centros públicos y a la diligente aplicación de las tijeras con la excusa de la limitación presupuestaria impuesta por el gobierno central.

Aquí en Andalucía, más de lo mismo. El gobierno andaluz ha sido un alumno aventajado en la aplicación de estas medidas y, a pesar de mantener un discurso de defensa de la Enseñanza Pública, adopta medidas ejecutivas que han provocado la pérdida de miles de puestos de trabajo y un gran retroceso en las condiciones laborales del personal docente y el de administración y servicios. Mientras tanto la privada-concertada, una red de centros creada para atender las necesidades que no podía cubrir la red pública, ha permanecido bajo el paraguas de protección de los conciertos y no ha visto disminuida su oferta ni la inversión presupuestaria.

Llamamos a toda la comunidad educativa: maestros, profesoras, personal no docente, familias y estudiantes. Tenemos muy reciente la victoria de la ciudadanía en su lucha por la defensa de la Sanidad andaluza, sin duda debida a su perseverancia y unidad. Hoy más que nunca se hace necesaria unidad de acción y protesta social en las calles y queremos concentrarla en la convocatoria de Huelga General de la Enseñanza del día 9 de marzo en defensa de la escuela pública:
  • Porque construimos una educación solidaria, justa, equitativa e inclusiva.
  • Porque la educación va más allá de los criterios de rentabilidad económica, inmediatez y eficiencia de las empresas.
  • Porque debemos ser resistencia pública para una sociedad de la equidad y reclamar una educación de todas y todos para todas y todos.
  • Porque hay que derogar la LOMCE, ya que es una ley regresiva, que mercantiliza la Educación y no garantiza la igualdad de oportunidades.
  • Porque la educación y el negocio no deben mezclarse.
  • Porque los beneficios en educación no se reparten en ninguna Junta anual de accionistas.
  • Porque de ella depende nuestro futuro individual y como sociedad.
  • Porque un Acuerdo Social por la Educación debe ser un retrato de un país hecho desde la escuela, la calle y la casa.
  • Porque solo hay dos modos de entender la escuela, o pública o privada. La concertada es privada pero la pagamos todas y todos, no solo quienes la disfrutan.
  • Porque la educación pública de calidad es un derecho universal que defendemos con nuestro apoyo a esta convocatoria. Hoy más que nunca.

Descarga el MANIFIESTO

Paralelismos

Os dejamos este vídeo elaborado por las/os compañeras/os de Marea Verde Sevilla. Desmontando la falsedad que se esconde bajo el argumento de la "libre elección de centro".

sábado, 11 de febrero de 2017

Firma para blindar la inversión en Educación Pública frente a la privatización

Desde Marea Verde Andalucía hemos lanzado una campaña de recogida de firmas para defender la inversión en Educación Pública frente a la desaparición de líneas mientras se mantienen e incluso aumentan los conciertos educativos. !!!Hagamos oir nuestra voz!!! Enlace a la campaña en change.org

domingo, 5 de febrero de 2017

Concentración 15 de febrero. El dinero público para la pública.


NO A LOS CONCIERTOS EN EDUCACIÓN

Durante los últimos años se han cerrado muchas aulas de centros públicos en todo el país, alegándose razones como la falta de matrícula debido a la bajada de la natalidad. Sin embargo, mientras que en los centros públicos se suprimen unidades año tras año, en los centros privados-concertados asistimos al mantenimiento e incluso  a la creación de nuevas aulas.

Bajo el pretexto de la “libre elección de centro” se está reduciendo notablemente el alumnado en las aulas de la escuela pública, desviándolo a negocios educativos privados y subvencionados  CON EL DINERO DE TODOS Y TODAS; son los conocidos como centros concertados. Hay que remarcar que en Granada más de un 90 por ciento de los centros concertados en enseñanzas obligatorias  y bachillerato están regentados por la Iglesia Católica.

Mantener dos modelos educativos paralelos cuando existen muchas plazas vacías en centros públicos es un contrasentido, sobre todo cuando en muchas ciudades y localidades importantes se trata a la pública como subsidiada de la concertada.  En Granada capital, en la etapa de Infantil hay sólo un 42% de unidades ofertadas en centros públicos, frente a un 58% en la concertada; en Primaria el porcentaje es todavía mayor, con un 38% en la pública y un 62% en la concertada, llegando en la ESO al 64% de oferta en centros privados concertados. Esta cifra confirma el desplazamiento que ha ido sufriendo la escuela pública en nuestra ciudad, aunque Granada no es un caso aislado. Esta misma situación es extrapolable a las ciudades más pobladas de la provincia y de Andalucía. Es decir, muchas unidades de la concertada se conciertan pese a que en los centros públicos hay espacio suficiente, viendo estos recortadas progresivamente sus unidades y líneas desde hace años.

En nuestro Estado se invierte el doble (0,6 por ciento del PIB) en enseñanza privada-concertada que en el conjunto de la Unión Europea (0,36%), apostándose claramente por una acelerada privatización de la educación, al amparo de leyes tan propicias como la LOMCE. No es cierto que la educación concertada sea más barata: como estamos viendo en otras formas de privatización (sanidad, energía…) el precio a pagar es siempre mucho más alto y las pérdidas recaen directamente sobre la ciudadanía y no sobre las empresas, que juegan sobre seguro. No hay que olvidar que la educación concertada precariza a los/as trabajadores/as (a lo que nos oponemos y con quienes nos solidarizamos), tiene doble financiación y que la LOMCE ampara la cesión gratuita de suelo público a la escuela privada, por no hablar de otros privilegios de la iglesia católica.

Desde enero a febrero se negocia la renovación de los conciertos educativos en las respectivas delegaciones de educación. En aplicación de la LOMCE, estos conciertos serán de 6 años en educación Primaria y 4 años en Secundaria. Es el momento de que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía apueste realmente por la escuela pública, priorizando el mantenimiento de sus unidades y el descenso consecuente de las unidades concertadas. La escuela pública que defendemos no pertenece a empresas privadas con ánimo de lucro, no tiene ideario religioso ni uniformes, no discrimina ni selecciona al alumnado por su extracto social, económico o cultural, no propugna ni legitima una sociedad desigual, sino que es de todos y todas, es laica y plural, es inclusiva, respeta y fomenta la diversidad, promoviendo una sociedad capaz de eliminar las desigualdades económicas y sociales. Y todo esto es incompatible con la escuela privada-concertada. En suma, el dinero público no se debe invertir en empresas privadas dedicadas a divulgar el culto religioso y la ideología de la clase dominante, sino que debe revertir de modo prioritario, y a ser posible íntegramente, en la escuela pública. Una escuela pública de calidad, con ratios bajas y enseñanza personalizada, debe tener capacidad para acoger a todos/as los/as trabajadores/as de la enseñanza.

MAREA VERDE, USTEA, CGT, SAT, Coordinadora sindical estudiantil, Frente de Estudiantes, FAMPA Alhambra, PAEP, PADEI, IZAR, Granada Laica, IU y Podemos, convocamos una concentración el próximo MIÉRCOLES 15 DE FEBRERO a las 18:00 horas en la puerta de Delegación de Educación de Granada para reclamar que no se renueven conciertos educativos donde haya aulas disponibles en la pública, y que se creen nuevas infraestructuras para que en un futuro cercano la educación privada se la pague cada uno de su bolsillo. Queremos que sea una gran movilización, que aúne a todos los sectores sociales, porque la Educación Pública nos afecta a todos y todas. Tenemos que unirnos para defender este servicio público primordial para una sociedad que aspira a una verdadera igualdad de oportunidades como base de una sociedad libre y justa.

 
¡¡¡Nos vemos en las calles luchando por una Educación Pública de tod@s y para tod@s!!
 Gracias por vuestro apoyo y colaboración
  
¡¡SÍ A LA EDUCACIÓN PÚBLICA, NO A LOS CONCIERTOS!!


Documentos para descargar e imprimir:

martes, 10 de enero de 2017

Marea Verde Granada apoya la lucha de la Marea Blanca


La ejemplar lucha de l@s trabajador@s de la sanidad en Granada, organizados en torno a la Plataforma de Trabajadores y encabezados por Jesús Candel, y el no menos importante apoyo de la plataforma ciudadana Granada por su Salud (que agrupa a trajador@s, sindicatos, partidos políticos y a diversos movimientos cívicos) son una muestra clara de que algo está cambiando en Andalucía – y no sólo en Granada.
Tras 35 años de ejercicio continuado en el poder, el agónico PSOE-A ha perdido su capacidad de transformación social y buena parte de su conexión vital con la realidad ciudadana, pese a conservar desde el gobierno de la Junta una extensa red clientelar y un férreo control de los principales medios de comunicación de masas que le permiten seguir canalizando los impulsos de la sociedad civil, pese a que en realidad ni comprende ni aún menos acepta el sentido de estos movimientos ciudadanos que son vistos siempre como un riesgo para la perpetuación de su poder, por lo que deben ser rápidamente silenciados y eliminados, o institucionalizados, lo que es lo mismo. Pero pese a la propaganda oficial (“En Andalucía no hay mareas”, Susana Díaz dixit) la realidad está lejos de acomodarse a los deseos de nuestros sempiternos gobernantes, y donde se percibe con más claridad el desfase entre el discurso y los hechos es en sectores públicos como la Educación y la Sanidad, donde los recortes se han naturalizado de tal modo que acaban presentándose incluso como un logro, tal y como es el caso de la fusión hospitalaria de Granada, que ha sido defendida cínicamente por la Junta como una solución no discriminatoria y paliativa, por tanto, de la desigualdad entre diferentes zonas de Granada.
La unánime reacción social en contra de esta fusión -realizada en el marco de un megaproyecto de reordenación del mapa sanitario andaluz- y, sobre todo, la diversidad de fuerzas que ha logrado alinear en oposición a los planes de la Junta muestran que los designios del poder están lejos de ser una ley irreversible de la naturaleza –tal y como se nos pretende hacer creer continuamente-, porque cuando la ciudadanía toma las riendas de su destino la democracia puede llegar a adquirir un sentido verdaderamente participativo y transformador. Sin embargo, estamos aún lejos de poder constatar el fin de esta fusión hospitalaria ni de las causas que la han provocado. En el momento actual nos encontramos con un principio de acuerdo entre la Gerente y la Junta de Personal insatisfactorio por, al menos, dos razones:
  1. El documento firmado por ambas partes no es el propuesto por las dos plataformas: reversión de la fusión y mantenimiento de dos hospitales completos con carteras diferenciadas, con urgencias finalistas e integrales. Las enmiendas introducidas por la gerente permiten interpretar fácilmente el acuerdo como una fusión encubierta, salvando las apariencias al mantener algunos servicios comunes pero no necesariamente independientes ni a tiempo completo en ambos hospitales. Por si hubiera alguna duda, la Gerente se lo ha confirmado a las Plataformas el día 29 de diciembre: no se va a revertir el proceso de fusión hospitalaria.
  2. No se reconoce a las Plataformas como interlocutoras en la negociación, pretendiendo eliminar de un plumazo al movimiento civil que ha puesto contra las cuerdas a la Junta de Andalucía. La Junta sólo reconoce a los organismos que ella misma ha creado, organismos que, como las Juntas de personal, han sido concebidas más como correa de transmisión y legitimación del poder – a cambio de puntuales concesiones laborales- que como herramientas al servicio de l@s trabajador@s y, menos aún, de la ciudadanía (que con unos números de teléfono y las hojas de reclamación ya tiene bastante).
En consecuencia, lo que la prensa afín ha calificado de solución no es sino un fiasco: no sólo se manipula una de las reivindicaciones sino que se conculcan las otras (por ejemplo, las dimisiones que se exigían) y, sobre todo, se niega la dimensión social del problema. Si diluir una demanda estructural (no a la fusión) en unos retoques técnicos es ya de por sí un engaño, eliminar el carácter social de esta demanda (la ciudadanía exige participar en la planificación sanitaria) es un claro signo de autoritarismo, muy alejado de los discursos propagandísticos sobre la democracia participativa y activa.
Si recordamos por un momento los principales puntos reivindicativos de las Plataformas (2 hospitales completos con carteras de servicios diferenciadas y urgencias finalistas e integrales, retirada del decreto de fusión, cese de los cargos que han propiciado la actual situación, cambio del nombre del hospital y hoja de ruta aceptada por las partes) veremos que las demandas directamente laborales parecen quedar en un segundo plano. La precariedad laboral de l@s trabajadores de la sanidad andaluza es, como en el sector de educación, muy alta y perjudicial para la calidad del servicio. La Junta de Andalucía, que mantiene muchas plazas ocupadas de modo interino y externaliza muchos servicios públicos, contribuye en gran modo al mantenimiento de un sistema de explotación y sojuzgamiento de l@s trabajador@s muy poco acorde con la ideología que pretendidamente inspira su acción política, aunque muy propicio para mantener a la gente callada y sumisa. Obviamente, entendemos que estas demandas están en el horizonte reivindicativo y deseamos que cuanto antes se pueda lograr, entre otras cosas, la estabilidad laboral y la cobertura inmediata de las sustituciones. Aún así la ciudadanía debe valorar convenientemente que las reivindicaciones hayan primado el bien común. Esta conciencia social y política de l@s trabajador@s del sector público ha caracterizado a las diversas mareas que han surgido en España, que han orientando su lucha hacia la defensa incondicional de lo público –contra las privatizaciones - y el empoderamiento social, algo que los partidos y sindicatos del régimen no están dispuestos a asumir. Porque hay que decirlo claramente: el problema no es técnico, sino político, y refleja claramente la crisis y deslegitimación de las instituciones políticas de este país.
La lucha, por tanto, no ha acabado y es previsible que, tal y como han venido haciendo hasta ahora, sectores públicos como la Sanidad y la Educación continúen movilizándose y pidiendo el apoyo de la Ciudadanía, cada vez más consciente de su papel. Es por todo esto que la Marea Verde de Granada apoya a l@s trabajador@s de la sanidad en Granada y a las plataformas ciudadanas que promueven el fin de la fusión hospitalaria, así como a Jesús Candel, cuya actitud valiente ha generado una gran empatía entre la ciudadanía. Así mismo, hacemos un llamamiento a toda la comunidad educativa para que el día 15 de diciembre acuda a la manifestación convocada en defensa de la sanidad pública.

Descargar el comunicado: ENLACE